Entradas

Mostrando entradas de julio, 2008

OCASO DEL RECUERDO.

Imagen
Por el horizonte podía ver la oscuridad silenciosa asomarse por debajo de la tierra, a lo lejos podía percibir ese olor que traen las nubes consigo…

La tierra cerraba los ojos y suspiraba al ritmo de tu respiración, por los ojos cerrados de las flores se esparcía la melancolía diluida en amarillo, dormitando la grama silenciosa crecía y el viento se suaviza, se dulcifica al ritmo de los parpadeos del corazón. El celeste va muriendo sin dejar resabios y cada vez más grande la oscuridad erguida por la vasta infinidad del asombro.

Aun se siente el naranja en la piel mientras la noche despierta resoluta a dominar las pasiones de los testigos, sin querer se despide, se va…

Ya la noche con su manto venenoso de recuerdos mal habidos y amores muertos despertó, bosteza sobre nuestras cabezas el olor a inquietud dejándonos estrellas de sereno sin caer en las cabezas, con lentitud tus labios tiran un beso para que se lo lleve el viento adormecido y que llegue algún día a su destino frente a tus ojo…

QUIERO.

Imagen
Hoy no quiero tu sexo,
Pero tanto así te deseo,
Que tu sombra redoble en mis entrañas,
Eso quiero,
Que tus piernas desnudas me estrechen,
Eso quiero

Hoy no quiero en mí tus labios,
Quiero los míos en tu cuerpo,
En tu sexo,
Que tus manos se posen en mi corazón,
Eso quiero,
Que tus pies no toquen el suelo,
Eso quiero

Hoy no quiero a nadie en mi casa,
Y que interrumpan nuestro silencio,
Eso quiero,
Que nadie silbe en el alba o nos toque el ocaso,
Eso quiero,

Hoy no quiero tu ausencia en mi cama,
Tanto así te quiero,
Que duermas, que soñemos y que amanezcamos,
Eso quiero,
Hoy no quiero tu sexo tal vez un poco,
Eres tú a quien quiero.

*Imagen del Google.

TRES DE LA MAÑANA.

Imagen
Como la menuda fotografía,

Me faltan eternidades para alcanzarte,

Refugiado en la caja de zapatos,

Me abstengo de llorar por tu ausencia,

Ya…ya paso…mi orgullo lo puse en formol,

¿Me quieres ver quebrado?

Atrévete a buscarme debajo de tu cama,

O búscame donde duermo,

Siempre duermo en tu ombligo.

*Imagen de Google.

LA CARTA.

Imagen
Lee mi carta sin abrirla
Anticípate a mis palabras
Adelanta ese suspiro
Que incita mis deseos
Imagina el texto
Como el más apasionado
Y ríete en silencio
Acaricia el sobre
Como si fuera mi rostro
Que te coma la impaciencia
Pero no la abras todavía…
Espera…
Espera el segundo eterno
El minuto efímero
La hora marchita
El día más triste
Ahora bien
Ya esperaste suficiente
Abre la carta
No la leas
Te la sabes de memoria
Destruye el sobre
Que yo selle con un beso
Descansa en tu lecho
Con la carta entre tus manos
Y sueña
Sueña y espera por mí…

AZUL.

Imagen
El suelo es demasiado lejano para caer
El viento muy fuerte para llorar
Como se sabe cuando el tiempo es azul
No gris de nostalgias llevaderas
Donde estas cuando te encuentro
Te busco en el agua que bebo
Entre las nubes que dibujo
Pero nunca estas

No he aprendido a respirar…

Te quiero ver
Por un segundo latente
Que como incienso se desvanece
Caminando por el laberinto de tristeza
Solo me encontré al minotauro
Me tire a llorar una vez más
Salgo a beber penas mías y ajenas
Tomo una bocanada de recuerdos y me enveneno
Canto canciones y no se las letras
Regreso cansado e igual que siempre

Quiero que todo sea azul otra vez
Para sentirme seguro en los brazos del sol
Los besos calidos de la luna
Por favor que todo sea azul otra vez.

EL LOCO.

Imagen
Me encontraba en los vastos campos de la demencia
Pensando en la demencia y
Cuanta necesito para llenar un vaso
Me acerque a la ciudad para calmar mis dudas
Pero vi llorar a un perro
Entonces decidí regresar a mis cimientos
Cuando de repente como una grotesca epifanía
Vi una lengua envuelta en flores
Deslizarse sobre las piedras
Y me dije: ¿acaso estoy loco?
¿Este ser personifica toda mi locura?
Todavía no…
La pestilencia de la gente
Se hizo presente
Y le prendí fuego a sus deseos
Mientras me comía una cereza
Un degenerado me pregunto
¿Acaso estas loco?
Y le respondí con apresurada lentitud
Locos todos
Por no ver la chueca envoltura de la demencia
Y se marcho sin entenderme
Mientras yo me subí a un árbol de concreto
Admire con tristeza la decrepitud moderna
Corrí tan rápido como un pez
Y me lance al río azul del olvido
Mientras estaba en el fondo
Las aves se rieron de mí
Mientras que siniestras sirenas me señalaron
Y me dije a mi mismo en ese preciso momento
Mientras me ahogaba
Si, si estoy loco.