Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2008

EL PATIO.

Imagen
El grifo caía con lasitud, reverberando sus lamentos en las paredes. Solitario vertía sus llantos sobre la boca abierta de la pila. Lágrimas cristalinas, puras, hilvanando rostros de niñas al caer y se dispersan con rapidez, en la soledad de su tarea, sin compañía alguna el grifo no despierta completamente, hipnotizante en su llanto para las aves que lo presencian desde las nubes asexuadas. La marcha de las gotas se prolonga, en la ausente presencia de la dama que dejó abierta la llave.

Sin decir nada llega un ruiseñor, advierte el dolor de amapolas ensangrentadas, esas que con sus ojos negros claman por unas gotas de ese grifo, que no se mueve en dolor ajeno, ellas mueren… solo mueren.
El asfíctico sonido de ese agujero que traga el agua afanosamente no compite con el grifo, no puede, no quiere. El ruiseñor se atreve; lo piensa por un eterno segundo; pero se atreve, velozmente nada a través del viento directo al hilo plateado, el hilo que alimenta, el que forja las caritas, el que …

SERENO.

Imagen
La llovizna calló para crucificar a los amantes separados, a los enamorados solitarios y uno que otro borracho; no vino a enjaular impulsos viscerales que no se pueden intelectualizar; los deseos más callados, incisivos, no se destruyen solo florecen con el sopor que la noche trae consigo, mas no poder derramarlos en regazos oscuros, la musa se distrae sin contar los cuentos de la infamia que llora y los murciélagos beben la sangre del viento que esta en su contra.

Donde mas poder falta, es en los labios, callados en sinceridad pero renuentes en la pasión, mucho que desear. Se enclaustran los temerosos, los que nunca tuvieron el coraje de sentir la lluvia en su cabeza, ahora se lamentan, vanos, deplorables, cobardes, con la boca repleta de ceniza para saborear lejanía. El aire ruge en los brazos, la compañía hace falta, no llores que estoy aquí.

El tiempo se escurre en el colador, se acaba, no esta de más un poco de cerveza, son las cosas simples que sueltan tu risa las que me agradan, …

SUNTUOSO DESVELO.

Imagen
Cuando se acerco por un sendero caído
A través de lluvia que no implora, solo arrebata
Con esas gotas el pasto argentado asemeja
Los susurros del viento solo arrullan
Cansado, quebrado a su hogar llega
Ausentes cariños y besos, su tortura ahora comienza
Resabios vivos y encendidos
Las manos y los pies le astillan
El cielo estrellado como lobo enseñando
Mejor ahogarse en éter y ajenjo
No recuerda la desdicha o su origen
Solo sabe que morirá
Bebió agua del río Leteo y se marcho
Sacudió las rosas y arranco los mosquitos
Para dar de comer a los locos
Pero siempre fue lo mismo
Hilvano canciones en el alba
Para recitarlas en la siesta
Como sangre en el abrevadero se pierde
Los grillos saltan al más allá
Y regresan con las manos vacías
Todo se ha visto, pero no se ha oído
Cae con lentitud al suelo
Pues un agujero amargo a la sien le adorna