LA OFERTA.



Ruego por un tiempo a solas,
A solas con tus caderas.
Y llenarnos de silencios y pulgadas desnudas,
Lunares impares, minúsculos gemidos.

Quiero probar de tu copa o vaciar la mía sobre tu pierna,
Y reír ebrios sin mañanas mayoritarios.
Sentirnos inmigrantes en el andén estelar,
Con menos equipaje que ayer.

Regresaremos algún día,
Con promesas y resabios,
O tal vez con un convenio…
No regresar sin antes olvidarnos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

DE AUSENCIAS

MUJER SIMPLE O COMPLICADA

SI FUERAS REAL.