MARTIR.


¿Cual fue el infortunio de la cama?
Ya ahora sin cabeza tirado en el suelo,
Me sacaste los ojos y los regalaste al primer mendigo,

Un machetazo en el hombro,
Incompleto por eternos instantes,
Desgarrado en el cadalso de tu lecho,
Me quede sin piel atestiguando,

Después del dolor, la pena y la amargura,
Que me traen tus besos y tus caricias,
Sin venas para sangrar,
Sin sangre para llorar,
Nada más que cuencas, jirones y agujeros,

¿Qué crees que hago ahora conmigo?
A donde voy si no es más que a tu boca.


*IMAGEN DEL GOOGLE.

Comentarios

TU MADRE ha dicho que…
Puta compa y ese pensamiento jajaajaj.
Espero te este yendo muy bien, yo sigo por aqui. Muy buena vida para vos.

Entradas populares de este blog

DE AUSENCIAS

MUJER SIMPLE O COMPLICADA

SI FUERAS REAL.