NOVIEMBRES.


Regresó el mes de noviembre muy puntual,
Los anaranjados cielos de las cuatro de la tarde.
Barriletes cautivos en los postes de alumbrado,
Envueltos en los cables meciéndose moribundos,

Las tardes rápidas con frío y tráfico sin destino,
Noches apresuradas por amanecer y olvidar,
Los chillidos lejanos de los canchinflines extintos,
Ocasos de aves aletargadas por no migrar,

Viene ya le tiempo de murmurar con el pasado,
Momentos para escuchar a los muertos,
Saludar a nuestros viejos fantasmas del recuerdo,
Ofrecer una sonrisa al cuadro del abuelo,

Un poco de dulce de chilacayote en la mesa,
Fiambre por tres días consecutivos,
Adornos en las tumbas y flores en los cementerios,
Este mes es para los niños y los muertos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

DE AUSENCIAS

Interludio político nacional.

REFLEXION.