FUERTES.


Que me besen las moscas ya cuando muerto este el llanto,
Me levanto de un soplo de furia para no ver más ternura,
No quiero lamer esa repugnante moral de tu cabeza,

Así me alejo de la malicia de la sonrisa tuya y mía,
Martillándome la lengua al paladar sin masticar,
Me susurré yo mismo cerca de mi pecho…deja de palpitar.

Comentarios

Lado "B" ha dicho que…
creo que este poema me cae...
pero es algo que se viene que ocurrirá
falta poco
cuento las horas
y me da miedo.
Lado "B" ha dicho que…
donde estas?
tiempo de vacaciones?
espero leerte pronto.
saludos
Zorra ha dicho que…
Me susurré yo mismo cerca de mi pecho…deja de palpitar.

Qué gran verso nene. Chapeau.

Un besote.
El Zopilote ha dicho que…
Como siempre gracias por las calidas palabras...un beso para cada una.

Entradas populares de este blog

SUNTUOSO DESVELO.

Interludio político nacional.

DE AUSENCIAS